¿Sientes que tu peso está arruinando tu rendimiento?

Si sientes que tu peso está arruinando tu rendimiento posiblemente te esté pasando lo mismo que a Maribel a quien asesoro desde hace años.

Ella comenzó a correr porque tenía sobrepeso, estaba recién divorciada y buscaba una forma de demostrarse lo que era capaz de hacer. Así que se inscribió el Everest Urbano: Un maratón.

Sin haber tenido experiencia siquiera en carreras de 10 Km, tenía 4 meses para prepararse, pero uno de sus enemigos mas importantes no eran sólo los kilómetros, el entrenamiento, ni su mente, sino su peso corporal. Su peso estaba arruinando su rendimiento

Confieso que la primera vez que la evalué la pinza para medir sus pliegues cutáneos era insuficiente para precisarlos. De manera que tuve que hacer uso de otras estrategias para monitorizar sus cambios en el peso y su composición corporal.

Noventa kilogramos, un porcentaje de grasa corporal de más del 30% y 42 kilómetros por recorrer. Pero su determinación era mas potente que cualquiera de esos números. Así que nos propusimos un plan para perder 10 kilos.

Yo he sido corredor desde que tengo uso de razón, pero me encantan estas historias de personas que comienzan a correr ya a la mitad de su vida. Me fascina ese tipo de mutación irreversible que ocurre en su cerebro. Son capaces de cosas increíbles.

Perdió 12 kilos en 10 semanas, estimo que un 10 % de su grasa corporal y pudo terminar su primer maratón en 4 horas 34 minutos y 56 segundos. Su primera medalla en las carreras, pero para nada la última.

Desde entonces Maribel se ha convertido en el alma de su grupo de entrenamiento. Ha acumulado 4 maratones seguidos y se prepara para su quinto.

El caso de Maribel es uno muy obvio de cómo el peso afecta el rendimiento y como el entrenamiento es capaz de modificar su capacidad física para alcanzar este Everest. Pero como todos los corredores no son iguales, tampoco lo son sus historias.

Extremos opuestos

A  Karina cualquiera envidiaría por lo delgada que estaba: 44 kilogramos y sólo 11% de grasa corporal. Ella batallaba por romper la barrera de las 3 horas en el maratón.

Como sentía que a medida que perdía peso y porcentaje de grasa mejoraba sus marcas, quería saber hasta donde podía llegar. En silencio también deseaba perder mas peso corporal porque consideraba que su peso estaba arruinando su rendimiento.

Claro, hizo varias cosas para intentar perderlo, primero una dieta cetogénica. Esto es una con muchas grasas y muy, muy pocos carbohidratos.

Si bien al cabo de dos semanas pudo quitarse un kilo de más, no se sentía bien haciendo los trabajos de intervalos y menos los de tempo donde debes mantener el ritmo de carrera durante varios kilómetros. Sus piernas eran pesadas y le costaba terminar con fuerza.

En otra época comenzó a hacer ayunos, 12 horas, luego 16 horas hasta que se dio cuenta que no podía aguantar más dolores de cabeza, somnolencia y que le costaba un mundo llegar bien a su próximo entrenamiento. Un calvario.

Sin contar que comenzó a tener unas semanas de retraso en su menstruación y que sentía que sus músculos eran algo diferente. Allí me visitó.

Al principio se negaba a consumir todo lo que le había indicado. Ajustamos tanto la calidad de los alimentos que consumía como las cantidades. Semana a semana se fue dando cuenta de cómo su energía para los entrenamientos cambiaba, aunque su peso y composición corporal se mantuvieron estables.

Aún no ha vuelto a correr para intentar bajar de las 3 horas (lo intentará a principios de año), pero con los tiempos que está logrando en los entrenamientos y lo bien que se está recuperando, no tengo duda que lo logrará.

Peso y rendimiento en las carreras

Los casos de Maribel y Karina, son dos ejemplos comunes de cómo el peso corporal o las ganas de modificarlo de una forma inadecuada pueden dificultar o arruinar el rendimiento tanto en quienes quieren hacer sus primeras hazañas en las carreras como en quienes quieren probar sus límites.

En ambos casos no sabían que comer para mantener su nivel de entrenamiento y ajustar su peso simultáneamente y estaban confundidas en esta marea de infoxicación nutricional, sintiéndose frustradas, confundidas y siendo victimas de procedimientos o personas que les hacen perder tiempo y dinero. Lamentablemente, conozco mucho de estos casos.

Si sientes que tu peso corporal está arruinando tu rendimiento de alguna de estas maneras, debes buscar ayuda profesional para que puedas terminar satisfactoriamente esa meta que te has propuesto: una carrera más rápida.

En el próximo artículo te contaré cuál es el precio que vas a pagar su no ajustas tu peso corporal para correr.

Mientras, Corre Ligero.

¿Eres corredor y has probado algún método para bajar de peso y correr mejor? ¿Cómo ha sido tu experiencia? Cuéntanos en los comentarios.

No comments
Pedro Reinaldo García¿Sientes que tu peso está arruinando tu rendimiento?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *