El precio de no ajustar tu peso corporal para correr

El precio de no ajustar tu peso corporal para correr comienza por la velocidad.

Cuando se comparan los tiempos de carrera en los maratones con el peso de los corredores hay una relación directa entre un mayor peso corporal y peores tiempos finales. Esta relación se ha encontrado una y otra vez. No es poca cosa.

Y sé que sientes que aun tienes mucho peso para correr y estás seguro de que sí lo pierdes tu desempeño mejoraría porque has visto a los mejores corredores.

Son muy delgados y fibrosos. Por ejemplo: Haile Gebrselassie pesa sólo 57 Kg (126Lb), Eliud Kipchoge 56 Kg (123Lb), Paula Radcliff 54 Kg (119 Lb) y Shalane Flanagan 48 Kg (106 Lb). Puros flacos!

Pero, también coinciden en que no son tan altos, tienen las caderas estrechas y las pantorrillas finas.

Esta forma física hace que sean eficientes distribuyendo en su cuerpo cada mililitro de oxígeno que respiran, que puedan disipar más rápido la temperatura corporal que producen y que en cada pisada tengan menos tiempo de contacto en el suelo, más tiempo de vuelo y una mayor distancia de paso. Literalmente se ven como si flotaran.

Aunque pienses: “Bueno yo no quiero ganar la maratón de Nueva York”, aquí viene lo interesante. Correr más ligero no sólo ayuda a los corredores de elite, sino a TODOS los corredores.

Y ya que no puedes cambiar tu potencial genético para tener caderas estrechas o pantorrillas muy delgadas, ajustar tu peso para correr mejor es una de las estrategias más inteligente que puedes hacer si quieres mejorar tu rendimiento.

Y es que no puedes dejar tu peso corporal en la zona de pertenencias a la salida de la carrera debes llevarlo contigo. Sin embargo, el control de peso para corredores es todo un reto.

En el artículo anterior te conté los casos de Maribel y Karina, un par de ejemplos de que los corredores preocupados con su peso comienzan a hacer todas esas dietas populares para rebajar, que si paleo, que si cetogénicas, que si Atkins, que si el ayuno, que si las proteínas.

Y es que claro también somos victimas de las modas, las redes sociales y las tendencias de nuestra cultura.

Puedes creer que si pierdes peso rápidamente con estos métodos estás en el camino correcto. El problema es que si te preparas para una maratón y si sigues una de estas dietas de moda seguro perderás peso, mucho de agua, algo de músculos y muy poco de grasa. Quizás no pierdas lo que precisamente quieras perder, pero además hay otros detalles.

Mas allá de la balanza

El precio de no ajustar tu peso corporal para correr o intentar hacerlo de manera inadecuada, modificando y restringiendo las comidas sin prestar mucha atención a lo que entrenas va mas alllá de la balanza.

Se traduce en estas frases que he escuchado decenas de veces:

“Es que me da mucha pereza en el entrenamiento”,

“Siento agotamiento y falta de ánimo durante todo el día”

“Me cuesta mucho recuperarme después de los largos”

“Tengo como pesadez y muchos dolores musculares”

“Siento que no estoy asimilando el entrenamiento”

“Es que me da un hambre terrible en la tardes, no me puedo controlar”

Todas estos síntomas y sensaciones sabotean tus intenciones de correr mejor, de sentirte más rápido o de simplemente de terminar sin contratiempos esa maratón que te ha costado un montón de horas de entrenar y muy posiblemente un costoso boleto de avión.

Si no ajustas tu peso para correr el precio que pagarás es que tus ganas de mejorar se verán frustradas, posiblemente no termines o no lo hagas tan rápido como esperabas. Tus esfuerzos, madrugones y sacrificios de entrenamiento no se verán recompensados completamente.

Si esto te preocupa tranquilo, no estás sólo. Muchos de los corredores que he asesorado sentían lo mismo y tenían razón.

Mejoramos su alimentación, ajustamos su peso y Boom, casi siempre nuevas marcas personales, o lograban tiempos similares a su mejor, pero con mucha más facilidad.

Tu también puedes evitar pagar este precio de no ajustar tu peso corporal para correr y disfrutar de muchas de las adaptaciones fisiológicas que logran los atletas de élite.

En el próximo artículo te contaré como puedes lograrlo.

Mientras, Corre Ligero.

¿Cuáles son tus principales preocupaciones a la hora de tratar de controlar el peso para correr mejor? Cuéntanos en los comentarios.

No comments
Pedro Reinaldo GarcíaEl precio de no ajustar tu peso corporal para correr

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *