Corre Ligero y haz la Mejor Carrera de tu Vida

Imagina que completaste un entrenamiento impecable para tu próximo maratón, fuiste cuidadoso con tu alimentación y alcanzaste ese equilibrio delicado pero posible entre perder peso, reducir tu grasa corporal y comer suficiente para entrenar bien.

Te preparaste para la mejor carrera de tu vida.

Y es que ya sabes que correr pesado te puede traer muchos problemas, pero sobre todo limitar tus deseos de hacer una carrera excelente, de vivir una gran experiencia.

He sido testigo de la transformación de muchos corredores. Hoy quiero contarte la transformación de Jorge, uno de los participantes de Corre Ligero. Mi Programa de Control de peso para Corredores.

Jorge dejó de llevar consigo 7 kg de peso y corrió su mejor marca personal mejorando casi 28 minutos en Nueva York 2017. Ahora corre más rápido. Pudo terminar en 3:21.54 sin contratiempos.

Ya no tiene ese dolor en la rodilla izquierda que le afectaba los domingos cuando hacía los largos de 30 Km o después de esos trabajos de intervalo de 20 x 400m. Ahora se siente mas ligero. Se siente como si flotara cada vez que corre y cada mañana se levanta con ganas de volver al parque, una y otra vez. Ya es un adicto a correr.

Al mejorar sus tiempos Jorge comenzó a conocer el mundo, a llegar a ciudades que nunca hubiera visitado: Buenos Aires, Rotterdam y ahora se preparará para correr Berlín el próximo año. Se volvió un cazador de maratones. Piensa en los 6 Majors.

Su familia está feliz porque lo acompaña a viajar a estas ciudades para apoyarlo durante las carreras. Y por supuesto disfrutar junto a él. Casi llora cuando me cuenta la emoción de ver a su hijo de 8 años en la esquina de la calle 58 con 5ta avenida portando un cartel que decía: “Vamos papá”. Eso fue dinamita pura.

En el trabajo ahora Jorge es apreciado por sus colegas como “el maratonista” ya no es “El gordito de la oficina de contabilidad”. Ya no es el epicentro de los chistecitos de comida a la hora del café. Se siente enérgico, con una nueva actitud hacia los retos del día a día en su oficina y por los comentarios que se han filtrado está seguro que pronto le darán un ascenso.

También ha tenido que renovar su closet, deshacerse de todos esos pantalones talla 36 que usaba para entrar en unos talla 32. Chao barriga, decidió regalar toda esa ropa para no usarla nunca más y es que hasta le han dicho que se ve mas joven y eso le encanta.

Sí Jorge no hubiera entrado en Corre Ligero el Programa de Control de peso para Corredores aun estuviera saltando de una dieta a otra. Seguiría leyendo sobre el gluten y dejaría las harinas, sobre las dietas paleo y se confundiría más, sobre ser vegano y comenzaría a enredarse aun más.

Seguiría sintiendo ese enorme conflicto a la hora de ir al supermercado o peor de sentarse a la mesa, que si el azúcar, que sí las grasas, que sí lo lácteos.

Continuaría pensando en lo que dijo Buena Fitness o la foto que posteó Macro Músculo con su plato de comida. Confusión, pérdida de dinero y tiempo. Las semanas seguirían pasando, la preparación no iría bien y se sentiría frustrado, con esa sensación de que está perdiendo tiempo en su entrenamiento, sin resultados y muy agotado durante el día.

El dolor de su rodilla seguiría allí, en gran parte por su peso. La experiencia de prepararse para el maratón sería un gran martirio y estaría cada vez más amargado por su trabajo y esto afectaría a su relaciones familiares.

Y seguro seguiría pensando que dejó pasar la oportunidad de apuntarse a Corre Ligero el Programa de Control de peso para Corredores en el momento en que su entrenamiento y su vida se lo pedían.

Al igual que Jorge, Maribel y Karina, me encantaría poder compartir tu historia de éxito, ayudarte a que hagas la mejor carrera de tu vida. Por eso te invito te invito a participar en Corre Ligero el Programa Control de peso para Corredores.

Este programa te permite disponer de un esquema de alimentación personalizado para que sepas exactamente que consumir antes, durante y después de los entrenamientos.

Además, te ayudará a ajustar tu peso corporal y tu porcentaje de grasa sin perder energía para correr o pasar hambre y lo mejor es que aprenderás a comer para siempre.

Tu también puedes transformar tu carrera y tu vida, apúntate en Corre Ligero haciendo clic Aquí.

No comments
Pedro Reinaldo GarcíaCorre Ligero y haz la Mejor Carrera de tu Vida
Leer más

El precio de no ajustar tu peso corporal para correr

El precio de no ajustar tu peso corporal para correr comienza por la velocidad.

Cuando se comparan los tiempos de carrera en los maratones con el peso de los corredores hay una relación directa entre un mayor peso corporal y peores tiempos finales. Esta relación se ha encontrado una y otra vez. No es poca cosa.

Y sé que sientes que aun tienes mucho peso para correr y estás seguro de que sí lo pierdes tu desempeño mejoraría porque has visto a los mejores corredores.

Son muy delgados y fibrosos. Por ejemplo: Haile Gebrselassie pesa sólo 57 Kg (126Lb), Eliud Kipchoge 56 Kg (123Lb), Paula Radcliff 54 Kg (119 Lb) y Shalane Flanagan 48 Kg (106 Lb). Puros flacos!

Pero, también coinciden en que no son tan altos, tienen las caderas estrechas y las pantorrillas finas.

Esta forma física hace que sean eficientes distribuyendo en su cuerpo cada mililitro de oxígeno que respiran, que puedan disipar más rápido la temperatura corporal que producen y que en cada pisada tengan menos tiempo de contacto en el suelo, más tiempo de vuelo y una mayor distancia de paso. Literalmente se ven como si flotaran.

Aunque pienses: “Bueno yo no quiero ganar la maratón de Nueva York”, aquí viene lo interesante. Correr más ligero no sólo ayuda a los corredores de elite, sino a TODOS los corredores.

Y ya que no puedes cambiar tu potencial genético para tener caderas estrechas o pantorrillas muy delgadas, ajustar tu peso para correr mejor es una de las estrategias más inteligente que puedes hacer si quieres mejorar tu rendimiento.

Y es que no puedes dejar tu peso corporal en la zona de pertenencias a la salida de la carrera debes llevarlo contigo. Sin embargo, el control de peso para corredores es todo un reto.

En el artículo anterior te conté los casos de Maribel y Karina, un par de ejemplos de que los corredores preocupados con su peso comienzan a hacer todas esas dietas populares para rebajar, que si paleo, que si cetogénicas, que si Atkins, que si el ayuno, que si las proteínas.

Y es que claro también somos victimas de las modas, las redes sociales y las tendencias de nuestra cultura.

Puedes creer que si pierdes peso rápidamente con estos métodos estás en el camino correcto. El problema es que si te preparas para una maratón y si sigues una de estas dietas de moda seguro perderás peso, mucho de agua, algo de músculos y muy poco de grasa. Quizás no pierdas lo que precisamente quieras perder, pero además hay otros detalles.

Mas allá de la balanza

El precio de no ajustar tu peso corporal para correr o intentar hacerlo de manera inadecuada, modificando y restringiendo las comidas sin prestar mucha atención a lo que entrenas va mas alllá de la balanza.

Se traduce en estas frases que he escuchado decenas de veces:

“Es que me da mucha pereza en el entrenamiento”,

“Siento agotamiento y falta de ánimo durante todo el día”

“Me cuesta mucho recuperarme después de los largos”

“Tengo como pesadez y muchos dolores musculares”

“Siento que no estoy asimilando el entrenamiento”

“Es que me da un hambre terrible en la tardes, no me puedo controlar”

Todas estos síntomas y sensaciones sabotean tus intenciones de correr mejor, de sentirte más rápido o de simplemente de terminar sin contratiempos esa maratón que te ha costado un montón de horas de entrenar y muy posiblemente un costoso boleto de avión.

Si no ajustas tu peso para correr el precio que pagarás es que tus ganas de mejorar se verán frustradas, posiblemente no termines o no lo hagas tan rápido como esperabas. Tus esfuerzos, madrugones y sacrificios de entrenamiento no se verán recompensados completamente.

Si esto te preocupa tranquilo, no estás sólo. Muchos de los corredores que he asesorado sentían lo mismo y tenían razón.

Mejoramos su alimentación, ajustamos su peso y Boom, casi siempre nuevas marcas personales, o lograban tiempos similares a su mejor, pero con mucha más facilidad.

Tu también puedes evitar pagar este precio de no ajustar tu peso corporal para correr y disfrutar de muchas de las adaptaciones fisiológicas que logran los atletas de élite.

En el próximo artículo te contaré como puedes lograrlo.

Mientras, Corre Ligero.

¿Cuáles son tus principales preocupaciones a la hora de tratar de controlar el peso para correr mejor? Cuéntanos en los comentarios.

No comments
Pedro Reinaldo GarcíaEl precio de no ajustar tu peso corporal para correr
Leer más

¿Sientes que tu peso está arruinando tu rendimiento?

Si sientes que tu peso está arruinando tu rendimiento posiblemente te esté pasando lo mismo que a Maribel a quien asesoro desde hace años.

Ella comenzó a correr porque tenía sobrepeso, estaba recién divorciada y buscaba una forma de demostrarse lo que era capaz de hacer. Así que se inscribió el Everest Urbano: Un maratón.

Sin haber tenido experiencia siquiera en carreras de 10 Km, tenía 4 meses para prepararse, pero uno de sus enemigos mas importantes no eran sólo los kilómetros, el entrenamiento, ni su mente, sino su peso corporal. Su peso estaba arruinando su rendimiento

Confieso que la primera vez que la evalué la pinza para medir sus pliegues cutáneos era insuficiente para precisarlos. De manera que tuve que hacer uso de otras estrategias para monitorizar sus cambios en el peso y su composición corporal.

Noventa kilogramos, un porcentaje de grasa corporal de más del 30% y 42 kilómetros por recorrer. Pero su determinación era mas potente que cualquiera de esos números. Así que nos propusimos un plan para perder 10 kilos.

Yo he sido corredor desde que tengo uso de razón, pero me encantan estas historias de personas que comienzan a correr ya a la mitad de su vida. Me fascina ese tipo de mutación irreversible que ocurre en su cerebro. Son capaces de cosas increíbles.

Perdió 12 kilos en 10 semanas, estimo que un 10 % de su grasa corporal y pudo terminar su primer maratón en 4 horas 34 minutos y 56 segundos. Su primera medalla en las carreras, pero para nada la última.

Desde entonces Maribel se ha convertido en el alma de su grupo de entrenamiento. Ha acumulado 4 maratones seguidos y se prepara para su quinto.

El caso de Maribel es uno muy obvio de cómo el peso afecta el rendimiento y como el entrenamiento es capaz de modificar su capacidad física para alcanzar este Everest. Pero como todos los corredores no son iguales, tampoco lo son sus historias.

Extremos opuestos

A  Karina cualquiera envidiaría por lo delgada que estaba: 44 kilogramos y sólo 11% de grasa corporal. Ella batallaba por romper la barrera de las 3 horas en el maratón.

Como sentía que a medida que perdía peso y porcentaje de grasa mejoraba sus marcas, quería saber hasta donde podía llegar. En silencio también deseaba perder mas peso corporal porque consideraba que su peso estaba arruinando su rendimiento.

Claro, hizo varias cosas para intentar perderlo, primero una dieta cetogénica. Esto es una con muchas grasas y muy, muy pocos carbohidratos.

Si bien al cabo de dos semanas pudo quitarse un kilo de más, no se sentía bien haciendo los trabajos de intervalos y menos los de tempo donde debes mantener el ritmo de carrera durante varios kilómetros. Sus piernas eran pesadas y le costaba terminar con fuerza.

En otra época comenzó a hacer ayunos, 12 horas, luego 16 horas hasta que se dio cuenta que no podía aguantar más dolores de cabeza, somnolencia y que le costaba un mundo llegar bien a su próximo entrenamiento. Un calvario.

Sin contar que comenzó a tener unas semanas de retraso en su menstruación y que sentía que sus músculos eran algo diferente. Allí me visitó.

Al principio se negaba a consumir todo lo que le había indicado. Ajustamos tanto la calidad de los alimentos que consumía como las cantidades. Semana a semana se fue dando cuenta de cómo su energía para los entrenamientos cambiaba, aunque su peso y composición corporal se mantuvieron estables.

Aún no ha vuelto a correr para intentar bajar de las 3 horas (lo intentará a principios de año), pero con los tiempos que está logrando en los entrenamientos y lo bien que se está recuperando, no tengo duda que lo logrará.

Peso y rendimiento en las carreras

Los casos de Maribel y Karina, son dos ejemplos comunes de cómo el peso corporal o las ganas de modificarlo de una forma inadecuada pueden dificultar o arruinar el rendimiento tanto en quienes quieren hacer sus primeras hazañas en las carreras como en quienes quieren probar sus límites.

En ambos casos no sabían que comer para mantener su nivel de entrenamiento y ajustar su peso simultáneamente y estaban confundidas en esta marea de infoxicación nutricional, sintiéndose frustradas, confundidas y siendo victimas de procedimientos o personas que les hacen perder tiempo y dinero. Lamentablemente, conozco mucho de estos casos.

Si sientes que tu peso corporal está arruinando tu rendimiento de alguna de estas maneras, debes buscar ayuda profesional para que puedas terminar satisfactoriamente esa meta que te has propuesto: una carrera más rápida.

En el próximo artículo te contaré cuál es el precio que vas a pagar su no ajustas tu peso corporal para correr.

Mientras, Corre Ligero.

¿Eres corredor y has probado algún método para bajar de peso y correr mejor? ¿Cómo ha sido tu experiencia? Cuéntanos en los comentarios.

No comments
Pedro Reinaldo García¿Sientes que tu peso está arruinando tu rendimiento?
Leer más